imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

Vorazmente
por Jose Vicente Cobo Monday, Oct. 02, 2017 at 10:16 AM

Millones de personas tragan vorazmente y no saben de donde les vienen los diversos males.

Comer vorazmente debilita y enferma



Tanto el corazón como el estómago realizan funciones importantes en el cuerpo, y de la misma forma que no hay que sobrecargar el corazón, tampoco debería sobrecargarse el estómago. Solo cuando las personas hayamos reconocido que la boca y los dientes son el pre-estómago, entonces el órgano digestivo, el estómago, podrá servir correctamente al cuerpo. Una forma de masticar lenta y ensalivar bien los alimentos produce un aumento de energía en el cuerpo, de modo que una cantidad menor de alimentos será suficiente para estar saciados.

Piense que el estómago no tiene dientes. Él transforma los alimentos solo con la musculatura y los jugos. Una forma de masticar consciente y lenta no solo lleva armonía a su estómago, sino también a los demás órganos que están conectados con él, igual que a su corazón y a la circulación sanguínea. Cuanto más grandes sean los trozos que el hombre pone con prisa en la boca y que mastica poco y rápido, tanto más se excita el estómago, el hígado, el bazo, el intestino grueso y el delgado. El estómago, que intuye la llegada de una gran cantidad de alimento poco masticado, ya se prepara impaciente para recibirla.

Cuanto más llena esté la boca, y cuanto menos mastiquemos, tanto más saliva producirá el cuerpo de forma inarmónica, lo que impulsa a tragar rápidamente aquello que aún está a medio masticar y ensalivar. El estómago, que percibe los movimientos del masticar inarmónicos, se comporta de forma tan inquieta como la mandíbula, el paladar y el flujo de saliva. Si entonces la cantidad exagerada de alimento es tragada a medio masticar, estos dones de Dios son digeridos tan inarmónicamente por los músculos y jugos gástricos como anteriormente por la boca. Entretanto el paladar ya pide el siguiente bocado, el cual recibe del hombre incitado por la gula, y el proceso se repite. Lo que se prolonga hasta que el hombre siente una presión en el estómago que le indica: «Ya está bien, ya no alcanzo a cumplir mi misión de digerirlo todo». Esta presión es percibida por el tragón humano, que la ignora y que además añade un vaso de cerveza o vino con la misma rapidez con que fue devorada la comida.

La repercusión de todo ello no es que solo se ha sobrecargado el estómago, sino que también se ven afectados los órganos relacionados, los que ya no son capaces de acoger lo que el estómago ha producido con prisas. Se rebelan. A causa de ello frecuentemente los alimentos se quedan durante un tiempo excesivo en el cuerpo, se forman gases que vuelven a hacer presión sobre los órganos, principalmente el corazón.

Con el transcurso de los años los órganos se cansan por una constante y exagerada actividad, con ello el hombre a menudo hinchado, adquiere un aspecto desagradable a causa de un organismo debilitado prematuramente. ¿Cómo se comporta entonces el hombre enfermo, ignorante? Va al médico que le prescribirá medicamentos que el paciente toma sin pararse a pensar, sin saber que en ocasiones más que curarle le perjudicarán. Sin embargo los toma animado por el deseo de sanar pronto, sin reflexionar de dónde proviene el malestar físico.

El hombre no puede reconocer las causas de sus interacciones. Millones de personas tragan vorazmente y no saben de dónde les vienen los diversos males. El Espíritu de Dios siempre ha intentado dar aclaraciones a la humanidad, a través de la profecía actual se ha manifestado que cada causa produce su efecto. La humanidad sin embargo pocas veces ha escuchado las advertencias de estas voces provenientes del reino espiritual.


José Vicente Cobo (45277997j)
Extractos de la publicación: “Reconócete y cúrate por la fuerza del Espíritu”
http://www.editorialgabriele.com

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad