imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

Soberanía Alimentaria Reto de los Pueblos
por Sala Situacional Camilo Torres Restrepo Monday, Aug. 28, 2017 at 12:47 AM
salasituacionalctr@gmail.com

La seguridad alimentaria es uno de los retos de la humanidad en el marco de una alternativa civilizatoria. Hemos preparado tres números de síntesis informativa para tratar esta temática de futuro. La primera parte examinara la cuestión de la agricultura industrial en el momento actual reconociendo que la soberanía alimentaria es un derecho de los pueblos. La segunda entrega será sobre la filosofía de la seguridad alimentaria, sus principios y desafíos. La tercera entrega tratará de algunos elementos de la praxis de la agricultura urbana.

Soberanía Alimentari...
hl80pa5__sintesis_84.jpeg, image/jpeg, 500x333

Bolivia produce el 95 por ciento de sus alimentos

El 30 de julio el gobierno de Bolivia dio a conocer al mundo que está produciendo el 95 ciento de los alimentos que consume, sin duda un ejemplo a imitar en todo el continente nuestra americano. El ministro de desarrollo rural y Tierras, César Cocarico informó que para el año 2017 su producción alimenticia llegará a 18 millones de toneladas pasando de siete millones de toneladas en el 2066 a 18 millones. Dijo también el ministro que Bolivia es un país autosuficiente "porque en 11 años la producción de papa se incrementó de 8 mil 016 toneladas a 1 millón de toneladas; la de cebolla pasó de 50 mil a 80 mil toneladas; la de tomate de 43 mil a 61 mil toneladas.

El dirigente boliviano recalco que la producción alimentaria boliviana tiene como base la pequeña y mediana producción, que expresa la tendencia mundial dado que mas del 75 por ciento de la produccion de alimentos en el mundo es producida por los pequeños y medianos agricultores. En Bolivia el 60 por ciento de la población es rural lo que garantiza una buena capacidad productiva agropecuaria. Un tanto sucede en Ecuador donde el 50 por ciento es población rural, mientras que en Colombia disminuye llegando a un 20 por ciento; mucho menor sucede en Venezuela en donde la poblacion rural es apenas un 5 por ciento.

Los resultados logrados en la soberanía alimentaria en Bolivia son gracias al desarrollo de un pilar central de la revolución plurinacional la Revolución Agraria, Productiva y Comunitaria. El mes de agosto está dedicado a la Madre Tierra para que descanse, se le ofrecen cantos, se dialoga con ella y se le expresa la gratitud por los frutos para la vida y, además, se pide permiso para cultivar en su seno.

Un poco de historia del derecho a la soberanía alimentaria

La soberania alimentaria es un derecho humano y, como acontece con la mayoria de los derechos alcanzados por la humanidad, es producto de la existencia y lucha de los pueblos quienes hoy propugnamos por una agricultura amable con la vida y la Madre Tierra. La soberanía alimentaria es parte integrante de la independencia nacional y del buen vivir o una sociedad post-capitalista y se articula al combate por la soberanía en las comunicaciones, tecnologica, la soberanía militar y economica, la soberanía política y financiera, etc, para romper el monopolio que ejerce el imperialismo y sus transnacionales.

Precisamente, dicen los investigadores, esta lucha se inicio en la década de los 80 y 90 del siglo pasado en la región Centroamericana con las movilizaciones campesinas en contra los altos costos de los alimentos, los programas de ajustes estructurales neoliberales y contra las importaciones de Maíz provenientes de los Estados Unidos que conllevarían la ruina a los productores nativos. Más tarde en 1996 se construye una propuesta de soberania alimentaria en un Foro de organizaciones agrícolas del mundo paralela a la Cumbre Mundial de la Alimentación convocada por la FAO. El el Foro se define que la soberanía alimentaria es “el derecho de cada nación -por encima de políticas macroeconómicas y de libre comercio- a alcanzar el nivel de suficiencia alimentaria y la calidad nutricional consideradas apropiadas".(1).

La soberania alimentaria es, ante todo, un derecho colectivo que se encadena con otros derechos como el derecho a la tierra y el territorio, el derecho al agua, a la participación. Es un derecho condición (2) que trasciende lo individual anclándose como propiedad de las naciones, los pueblos y las comunidades. A partir de las movilizaciones de los pueblos y trabajadores del campo se ha logrado que este derecho sea asumido en ordenamientos jurídicos internos de diferentes países, a cuya vanguardia esta Nuestra América. Lo jurídico sintetiza y expresa, en este sentido, un conjunto de prácticas sociales dirigidas a transformar los sistemas alimentarios y agrícolas.

En síntesis podemos decir que el origen de la soberanía alimentaria está relacionado con la lucha de las comunidades campesinas, indígenas, afrodescendientes y los trabajadores del campo en contra de la agricultura capitalista. Tiene un origen popular y subversivo. Su lucha apunta a superar el derecho actual que mantiene a la agricultura y la alimentación bajo la lógica del capitalismo neoliberal. La soberanía alimentaria es indispensable para asegurar la vida de la humanidad y cuando una nación o sus pueblos no garantizan el autobastecimiento alimentario pueden ser sometidos por hambre.

Capitalismo, acaparamiento de las tierras y de las aguas

Nos dice Luís Lejía,en el articulo ética y capital, que debemos tener presente que el sistema económico capitalista privilegia ante todo, las máximas ganancias en las inversiones. Buscando los máximos rendimientos no importan que eso conlleve a negar el derecho a la alimentación o a destruir fuentes de vida. Todo vale. Por ello ha sido capaz el capitalismo de desatar una absurda y criminal política de acaparamiento de los medios de producción, entre estos la tierra.

Sin tierra no hay agricultura ni se puede construir territorio por que a pesar de todo la tierra es y , seguirá siendo, un elemento vital para conformar la identidad cultural, organización de la vida en todas sus manifestaciones, para la creación y trasmisión de la cosmovisión, es decir un espacio determinante de la vida. Acaparar tierras y disponer de ellas en el mercado es una práctica cotidiana en todo el mundo y el continente que mas despojo sufre es África, sobre todo África subsahariana, en donde muchos gobiernos y empresas privadas, mediantes diversos mecanismos entre ellas las fundaciones de inversión, han acaparado tierras produciendo desplazamiento masivo y hambruna en la poblacion.

Según la Red por una América Latina libre de transgénicos, en su boletín 40, dice que los países llamados pobres han perdido mediante concesiones, compras o arrendamiento cerca de 27 millones de hectáreas en lo que va del año 2001 al 2008. La misma institución dice que el 70 por ciento de estas tierras fueron acaparadas en África. Otra parte fue sustraída en el sudeste asiático y en América Latina, sobre todo en países como Perú, Ecuador, Paraguay y Colombia. En Colombia se calculan en tres millones de hectáreas según denuncias del Polo Democrático Alternativo. (3). La organización no Gubernamental Grain dice que "para 2016 el acaparamiento de tierras está en el orden de las 30 millones de hectáreas”, en cuanto a cifras conocidas públicamente, pues hay millones de tierras acaparadas por gobiernos y empresas que aún permanecen en la clandestinidad.

Es de anotar que una característica del acaparamiento de tierras es que va muy asociada al control de las aguas, un recurso esencial y vital para la vida de la humanidad y para producción en la agricultura comunitaria y también para la agricultura capitalista industrial, pues esta requiere de abundancia de este liquido vital. Por ello el acaparamiento de tierras y el de las aguas son generadores de conflictos sociales que se extienden por todo el mundo. Conflictos que se profundizan asumiendo una condición socio ambiental por que la agricultura industrial produce alta contaminación de las fuentes de aguas, degradación de las tierras.

La producción de agrocombustibles

La crisis energética con su escasez de petroleo hacen surgir los agrocombustibles como sustitutos de los combustibles fósiles. Desde entonces grandes cultivos de maíz, palmas aceitera, yuca, caña de azúcar están siendo destinados a producir agrocombustibles. Estos cultivos van produciendo cambios territoriales y culturales significativos como es la introducción de relaciones salariales en grandes sectores poblacionales donde existían relaciones comunitarias, causando empobrecimiento y muchos conflictos por la degradación de la tierra, perdida de biodiversidad, etc.

De acuerdo a informes de diversas instituciones el 66 por ciento de los terrenos adquiridos en África tienen como objetivo la produccion de agrocombustibles frente a solo un 15 por ciento que son para la producción de alimentos. Se destinan mas hectáreas para alimentar a carros, que es mas rentable, que producir alimentos para los seres humanos. El acaparamiento de tierras para agronegocios y la explotación de minerales de todo tipo explican los golpes de estado a gobiernos progresistas y de izquierda, las guerras, las hambrunas y los millones de refugiados, desterrados de sus tierras, que recorren el mundo pasando de una frontera a otra. Pero son también un volcán potente de insurreccionan popular que está en el mundo a punto de explotar.

La trampa de los transgénicos

Hoy está comprobada la falsedad de la afirmación de que los cultivos transgénicos son una solución al hambre en el mundo. Los estudios dicen que el 100 por ciento de las 200 millones de hectáreas sembradas con transgénicos a nivel mundial ninguna hectárea va destinada a alimentar a los seres humanos. Tanto el maíz como la soja transgénica sirven sólo y exclusivamente para alimentación animal y para producir agrocombustibles (4).

También se dice que las semillas transgénicas garantizan mayor rendimiento, elevan la productividad y por tanto reducen el uso de agrotóxicos, que Su uso no es agresivo destruyendo a otros cultivos no transgénico ni afecta al medio ambiente. Todo lo contrario.

Númerosos estudios evidencian que rinden menos, aumentan el uso de venenos químicos, destruyen las semillas nativas y producen daños a la salud. El objetivo de las corporaciones que dominan el mercado de la producción alimentaria es obtener el control de las semillas para de esta manera controlar la vida de los pueblos pues, según sus objetivos, se llegara un día en que todos tendrán que adquirir sus semillas e insumo para poder producir alimentos. Es de anotar que ya en el año de 1999 la FAO dijo que la humanidad había perdido durante el siglo veinte el 75% de sus recursos fitogenéticos o semillas. Semillas que heredamos de nuestros ancestros, que millones de campesinos adaptaron a las condiciones locales de suelo, clima, plagas, que calculado por debajo pudo miles de años o cientos de décadas, como el maíz, fueron pulverizados en 100 años.

Las mega corporaciones

Con el auge del capital financiero, se ha producido un periodo de acaparamiento desenfrenado de nuestra agua, semilla, tierra y territorio. Con la reciente fusión de varias transnacionales como la Syngenta-ChemChina y DuPont-Dow se concreto un monopolio que tiene el control del 60 por ciento del mercado mundial de semillas comerciales -incluyendo casi 100 por ciento de semillas transgénicas- y 71 por ciento de los agrotóxicos a nivel global. Un poder tremendo. En últimas lo que está en juego con estas mega corporaciones, en su competencia y fusiones, es quien tendrá el control los 400 mil millones de dólares que será el valor de todos los insumo agrícolas para 2030. Y también la disputa del comercio actual de semillas y agrotóxicos que es es de 97 mil millones de dolares.

La nueva estrategia de las corporaciones de agronegocios más grandes del mundo, para asegurar la producción de alimentos y el abastecimiento, se basan en las asociaciones públicos-privadas, donde se asociación ellos con pequeños productores o con el estado y así canalizan todo el negocio.

La automatización de la agricultura y las bases de datos

Se dice que el sector de las maquinarias ya no son simples tractores sino que van ligadas a estas los procesos de automatización o aplicación de la inteligencia artificial. Se han integrado GPS y sensores agrícolas a sus máquinas, drones para riego y fumigación, tractores no tripulados, así como un acumulado masivo de datos satelitales sobre suelos y clima. La seis grandes empresas genéticas también se han digitalizado y controlan una enorme base de datos genómicos de cultivos, microorganismos y plantas de agro-ecosistemas. El objetivo es imponer una agricultura altamente automatizada, con muy pocos trabajadores o un campo sin campesinos.

En resumen, la agricultura capitalista va convirtiendo todo el proceso de producción de alimentos en una mercancía sujeta a las leyes del mercado, valga decir, del monopolio de los poderosos conglomerados económicos. La lucha de los pueblos va en sentido contrario el de desmercantilizar la producción de alimentos como elemento esencial para la humanidad y como derecho colectivo fundamental, como veremos en la próxima entrega.

Sala Situacional Camilo Torres Restrepo
Notas:
1.La soberanía alimentaria: un derecho que nace del pueblo.Freddy Ordóñez Gómez.16 de mayo del 2016.
2.Ibid.
3.Cómo sobrevirá la humanidad ante un mundo de guerreros y banqueros?. Win Dierhxsens y Antonio Jarquin.
4.Por la agroecología y la soberanía alimentaria ¡No a los transgénicos. Giorgio Truccchi. 11 de agosto del 2015.

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad