imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

La esperanza nos guía
por Roberto Torres Collazo Sunday, Dec. 20, 2015 at 9:37 PM

Como sabemos el mundo experimenta graves crisis económicas, las guerras, el terrorismo, la pobreza, los avances de la derecha, el cambio climático... que conducen no pocas veces a tener un sentimiento de poca esperanza en el porvenir de la humanidad y en el Espítitu de Dios.

Como sabemos el mundo experimenta graves crisis económicas, las guerras, el terrorismo, la pobreza, los avances de la derecha, el cambio climático... que conducen no pocas veces a tener un sentimiento de poca esperanza en el porvenir de la humanidad y en el Espítitu de Dios.

Pese a esas sangrientas realidades, nos dice el teólogo vasco José Arregi que el Espíritu nos mueve interiormente a amar, nos impulsa a vivir, a luchar contra las injusticias, mentiras e hipocrecías. Nos hace sentir y vibrar en la espera de la esperanza. Esperar es una forma de vivir, ser fiel al dinamismo profundo de la vida

La esperanza verdadera como la fe auténtica, no depende de normas: Arregi afirma: “Esperar es una forma de vivir, dejarse llevar simplemente por el Espíritu que habita en nosotros. El Espíritu universal que todo lo une y lo libera, que todo lo mueve y lo atrae. Esperar es vivir en respiro y respeto, en libertad y comunión con todos los seres”. Mientras luchamos contra el capitalismo internacional y por nuestra propia sobrevivencia esperamos con fe y esperanza el establecimiento definitivo que ya ha comenzado del Reino de Dios en el futuro de la humanidad.

san Pablo indica que: “Sabemos que toda la creación sigue con gemidos y dolores de parto” Rom.8,22, para expresar que la creación pasa por sufrimientos, dolores y muertes que darán paso al nacimiento de una hermosa criatura, Cristo; que triunfará sobre el mal, la luz sobre las tinieblas y la vida sobre la muerte en el futuro de la humanidad. Triunfo que abarcará el universo y la cristificación de la materia. (Teihard de Chardin). El Apocalipsis 21,4 declara: “Enjugará las lágrimas de los ojos. Ya no habrá muerte ni pena ni llanto ni dolor. Todo lo antiguo ha pasado”. No será un triunfo impuesto por medio de la violencia o la fuerza y no se identifica ni se identificará con ningun sistema económico y político.

Estamos convencidos que en el futuro de la historia los seres humanos comenzarán a tener una fuerte conciencia de convivencia ética en torno a la paz, la justicia, la solidaridad y la compasión con todos los seres de la creación. ¿Cuándo?, nadie lo sabe. Aún cuando no sabemos el cómo es nuestro deber preparar el material para la plenitud de la historia. No podemos cruzarnos de brazos dejando todo en la manos de Dios. Los grandes problemas que hay en el mundo han sido y son nuestra responsabilidad, no del Dios de Jesús de Nazaret. El creyente desde ya debe y puede aportar y luchar por un mundo de paz con justicia, solidaridad y compasión entre los seres humanos y la naturaleza.

En Marcos 13,24-32: “En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: 'En aquellos días, después de una gran tribulación, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los ejércitos celestes se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del Hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a sus ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, del extremo de la tierra al extremo del cielo....'” el autor utilizando el lenguaje figurado de los profetas de Israel, afirma que la humanización de este mundo se producirá mediante la caida de los grandes imperios opresores. Uno tras otro irá cayendo, se irán derrubando, este es el anuncio gozoso y esperanzador de los grandes profetas (Is.13,9ss. 34,4. Jr.4,23-24. Ez32,7ss...). Se irán debilitando las opresiones e injusticias sociales, se implantará progresivamente la paz con la justicia, la igualdad y la solidaridad planetaria.

En Navidad, el cumpleaños del Niño Dios, el Emmanuel = Dios con nosotros nos recuerda su cercanía y con ello la esperanza de que venceremos con la ayuda de su Espíritu los signos de la muerte: injusticia, opresión, odio, etc, etc. La esperanza, cree que otro mundo es posible, que no todo está acabado, que no todo está perdido, que la historia la construimos los hombres y las mujeres, aún en medio de dudas, logros y obstáculos. La esperanza rescata lo mejor de la vida personal y del mundo. Nos anima y valoriza la naturaleza, el universo y la vida, acepta que la humanidad está con dolores de parto pariendo una nueva humanidad. La esperanza nos guía.

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad