imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

Abstención, elección y partidos "emergentes": una reflexión
por Edwin L Morales Laboy Sunday, Dec. 02, 2012 at 6:23 AM

...la situación que se nos viene pa encima en el próximo cuatrienio será peor que durante la administración de Fortuño. Ya suenan los bonistas advirtiendo con degradar los bonos ,si no entregamos derechos adquiridos en el Sistema de Retiro. Se perdieron mas de 130 mil empleos, el pronóstico de recuperación se esfumó y el déficit gubernamental está en más de 1,000 millones de dólares entre otros importantes elementos que definen la coyuntura. “Solo nos queda luchar” decía un compañero al que tengo en alta estima, y esa lucha debe ir en función de avanzar en el desarrollo del instrumento de los trabajadores que tengan vocación de poder y verdaderas intenciones de convertirse en una fuerza importante que luche contra la clase dominante y sus testaferros. Por la vía que sea necesaria....

Abstención, elección...
dominio-07-21.jpgjjf5xk.jpg, image/jpeg, 300x276

Un millón de personas no participaron del proceso electoral . Ese es el fantasma del cual pocos quieren hablar. La baja participación electoral es histórica. Supera por mucho el nivel de abstención que hubo durante la elección del 2008 donde ya se venía manifestando este comportamiento, raro para un país donde usualmente más del 82% de la población inscrita participa de las elecciones. El asunto es que de 2.8 millones con edad para votar -según el censo de 2010-, salieron 1.8 millones el 6 de noviembre a depositar su papeleta en la urna. Hay que señalar que de ese millón de abstenidos, 600 mil personas ni siquiera están inscritas. La participación electoral en la colonia nunca había sido tan baja desde los anos cuarenta. La realidad es que para los que seguimos estos sucesos se notaba un ambiente de poco entusiasmo a medida que se acercaban las elecciones.

En este periodo la cosa se encendió solo a escasos días del evento. Pero pocos fueron los sectores en la izquierda que anticiparon lo que venía y lo que la calle verdaderamente estaba diciéndonos. La abstención iba a ser colosal y así fue. La abstención real superó el 35% de la población apta para votar según el censo. La sorpresa cogió desprevenidos tanto a los partidos de los ricos como a los “emergentes” y los resultados del 6 de noviembre pusieron fin a meses de ilusionismo electoral. El PPD finalmente ganó las elecciones, gracias a ese ausentismo en masa que, como se venía advirtiendo, afectaría al partido de gobierno. Para muestra de esto podemos repasar algunos acontecimientos que venían avisando desde hace un tiempo que se cocinaba la derrota del PNP en las elecciones y que ésta era la viva expresión de la crisis capitalista en el campo electoral, la cual manifestaba el descontento con los partidos.

Anticipo de la debacle

Primero, no puedo negar que la estrategia de ese partido burgués por poco les sale. A pesar de que la única tendencia irreversible que había en el PNP era la joroba de Kid Cajita, el hecho es que estuvieron a menos de 1% de revalidar y todavía a esta fecha hay quienes auguran la esperanza de un recuento. Pero la realidad concreta fue muy dura de cambiar para el gobierno fascista. Cambiaron la ley electoral para poder inscribir otros partidos, basados en la teoría de que éstos le restarían votos al Partido Popular, y el resultado no fue así, los populetes votaron en bloque. Así lo demostró el crecimiento de su voto íntegro en 5%. Empujaron un referéndum, y un plebiscito a la medida para poder movilizar a su gente a sabiendas de que su base no se quería mover a votar. Tampoco les salió esa jugada. Cogieron una pela en el referéndum de la fianza y desde ahí se veía perfilando la posibilidad de la derrota.

No podemos olvidar que el PNP contaba con una fuerte estructura financiera que según constataba Alejandro García Padilla, por cada dólar de campaña que tenía el PPD, el PNP tenía 3 dólares. Bombardearon con anuncios día y noche pintando una falsa realidad (develada ahora en las vistas de transición), manipularon estadísticas para vender la idea de que la crisis se estaba superando y aún con todo esto, ninguna de las estrategias que se impusieron lograron colar a Fortuño cuatro años más en La Fortaleza. La pregunta es: ¿por qué después de tanto recurso invertido en publicidad por una maquinaria tan poderosa como el PNP, aun así no pudieron evitar la debacle? La respuesta es tan sencilla como compleja. La situación objetiva de los trabajadores no mejoró y se sigue deteriorando. Eso no es un problema de percepción, es uno concreto. Todos los millones y estrategias de gabinete no pudieron burlar la lucha de clases (al igual que los partidos emergentes).

El descontento de la clase obrera con Fortuño y los ricos era patente y se demostró en que más de 160 mil personas que votaron por el PNP en las elecciones pasadas no salieron a votar por el esta vez, repitiendo la saga que vivieron los populares en la elección perdida del anti-obrero Aníbal Acevedo Vilá. Pero volvamos un poco mas atrás por un momento.

¿Recuerdan la baja participación en las primarias de marzo? ¿La pugna desesperada de Héctor O’Neill con el liderato de la palma a propósito de las primarias con Edwin Mundo? ¿El alcalde de Vega Baja amenazando a los empleados municipales porque no querían asistir a las caminatas del partido? Yo sí me acuerdo. La desmovilización reflejaba la lucha de clases al interior del PNP y la desmoralización y descontento de un importante sector que le pasó factura al gobernador. Como último elemento que demostró la desesperación y la desconfianza que permeaba en el partido con sus huestes, fue cuando le indicaron a los empleados que fotografiaran las papeletas para probar su fidelidad. Ya en ese momento se sabía que estaban perdidos: desconfiaban de su propia gente. En el caso del magisterio desde hacía meses se sentía el fuerte olor a voto de castigo. Había que estar ahí para percibirlo. Y es que la ofensiva de la burguesía a través de la Ley 7 fue un lastre que los trabajadores nunca le perdonaron. El desempleo crónico, la ley de cierre y su efecto sobre los trabajadores del sector privado el ataque a los trabajadores del gobierno, y el gasoducto (mientras los ricos saqueaban las arcas del estado), labraron el camino al precipicio de uno de los gobiernos más anti-obreros que el país haya conocido. La crisis estructural sigue ahí presente y se profundiza y eso no lo pudo borrar nadie por más dinero que tuviese en anuncios y el gobierno que entra, tampoco podrá.

¿Partidos emergentes o sumergentes? #esaeslapregunta

Como habíamos advertido, ninguno de los partidos nuevos quedaron inscritos. La encuesta de El Nuevo Día a solo horas de las elecciones, junto al performance de último minuto de Agapito apelando a un nacionalismo rancio de poca monta, vaciaron los pocos votos que pudieron haber obtenido esos partidos. Los melones, como de esperarse, cayeron nuevamente bajo el ala del PPD. Entre el PPR el MUS y el PPT no llegaron al 2%, echando por la borda el calificativo de “emergente” que le otorgaron los medios de comunicación. Pero lo triste del caso no es el resultado electoral en sí, del cual no me alegro, conociendo que hubo compañeros en uno de esos partidos que le metieron energía y corazón al esfuerzo, sino que todo el paradigma que sentó las bases para la construcción de esos proyectos se mostró incorrecto. Me refiero al más notorio de los tres partidos de reciente creación: el PPT.

Lo que comenzó como un proyecto dirigido a crear formas “distintas” de hacer política terminó reforzando y legitimando las elecciones coloniales y al estado burgués. Hay tres premisas que a mi juicio fueron descartadas luego del 6 de noviembre:

1. Abandonar el tema del estatus lograría atraer más votos.
Aparte del desprendimiento ideológico que conllevo esta posición para muchos independentistas al interior del PPT, a decir (el estatus sí esta en issue y es un asunto de principios para los trabajadores), el PIP sin abandonar la independencia, aunque no quedó inscrito, obtuvo muchos más votos. Igual pasó con la independencia en el plebiscito. Por otro lado, y como muestra que no basto con aguar el mensaje de todo contenido marxista o independentista, los populares salieron a votar en bloque, el voto por el PPD se fortaleció -aunque muy por debajo de la elección general de 2004-, y un sector importante del PNP no salió a votar. En ese sentido el discurso de supuesta “amplitud” en torno a los issues de “clase” acuñado por el PPT durante toda la campaña no logró movilizar a votar a sectores de la clase obrera en torno a sus propuestas.

2. La vía electoral es un atajo para el desarrollo del nivel de conciencia y el avance de la lucha de los trabajadores.
Si bien se ha planteado en innumerables ocasiones que la propuesta del PPT no es más que una solución de continuidad del régimen colonial capitalista, es importante mencionar que la visión mecánica de etapas en el proceso de toma de conciencia también choco con la realidad la noche del 6 de noviembre. Ahora creo mas que ayer, que no hicieron una lectura correcta de la situación subjetiva que enfrentan los trabajadores. Contrario a lo que pensaban, la situación de la clase obrera en Puerto Rico atraviesa un periodo sumamente difícil donde la entrega del liderato chupacuota, podrido hasta la médula, los golpes a los sectores más militantes del movimiento obrero (léase la FMPR, la UTIER y los estudiantes) han tenido un impacto severo en el conjunto de los trabajadores y la lucha obrera. La ultima marcha de “Prohibido Olvidar” demostró la raquítica situación en la que se encuentra el meneito sindical.
Pero el ataque además de físico, ha tenido un componente principalmente ideológico lo cual ha hecho efecto negativo en la realidad de muchos que hay que revertir. Así lo vemos en las escuelas y el fortalecimiento de las posiciones patronales en el seno del magisterio. Es bueno que sepan esto, ya que fueron elementos dentro del PPT (Eva Ayala, William Pérez y compañía), los que contribuyeron a esta situación en su alianza con el Patrono y la también patronal ASOMA que, luego de utilizarlos para atacar a la FMPR, les dio una puñalada por la espalda. Siembra truenos y cosecharas tempestades. En ese sentido, lo que hemos presenciado es un retroceso del nivel de conciencia de los trabajadores caracterizado por la debacle de un sector de la izquierda, el liderato sindical chupacuota entregao al patrono y a los populares, y el debilitamiento de la lucha producto de los golpes a los sectores mas combativos. Con este escenario y la falta de vinculación orgánica de este partido reformista con un sector importante de trabajadores, fue que cavaron su propio agujero. No basta con tener las ideas mas fancy y “novedosas” el efecto del desarrollo del nivel de conciencia se tiene que traducir en el terreno concreto de la movilización y la organización, y eso a duras penas, con todo el fondo electoral, no se logro.

3. El énfasis en los medios como sustituto del trabajo orgánico.

A pesar de ser el mejor de los tres partidos minoritarios que se proyectó, y hasta generó cierta euforia en algunos, esto no logró traducirse en votos. Los anuncios en televisión y redes sociales no construyen movimiento, esa es una de las lecciones que aprendimos los estudiantes en el proceso de construcción de la huelga de 2010 en la UPR y la huelga magisterial de 2008. Este aspecto se reflejó en la baja participación de las actividades de los tres partidos minoritarios, por más que trataron de ocultarlo. Ninguno demostró capacidad real de movilización y de organización. Solo basta con mirar sus cierres de campaña y la cantidad de funcionarios que tuvieron en las escuelas. Este aspecto ahora bien lo sabe Fortuño después de su derrota y me imagino que también lo sabrán los que trabajaron en ese proyecto “sumergente”.

Por otro lado, me llamaba la atención que personas del Pepito, independentistas de toda la vida, incluso abstencionistas en el pasado, le indicaran ahora a la gente que se metieran de funcionarios para fortalecer la ¿democracia? ¿Democracia en una colonia? Conociendo que el proceso electoral está diseñado para aplastar a las minorías, como sucedió, estos partidos reforzaron la idea de que a través de las elecciones se ejerce la “democracia”. En resumen, mandaron a Lenin y toda la teoría de la concepción del Estado pa las ventas de Jamaica y se dieron contra el seto. Aceptaron las reglas del juego en el territorio del enemigo y terminaron reforzando el bipartidismo, dándole un barniz de “inclusividad” a un instrumento que no lo tiene, enviando una señal equivocada a quienes intentan supuestamente moverse a posiciones de avanzada. Aún sin lograr prácticamente ninguno de los objetivos, se celebra como un éxito que hayan obtenido cerca de 20 mil votos o un poco más. Rogelio pensaba lo mismo hace 4 años cuando mas de 53 mil votos fueron contabilizados a favor del coquí y miren la solidez de esa base que le dio el voto para estas elecciones: ninguna.

Ahora quedará de los que pusieron empeño a este gran tropiezo ideológico, que flaco servicio a la lucha por el socialismo hace, ver si quieren seguir patinando en el hoyo. Para algunos hay 1.5 millones de razones para hacerlo y eso es lo único que les importa ya que abandonaron el socialismo hace rato, para otros la cosa es distinta. Veremos a ver.
En síntesis, para mí quedó descartada la idea de que se “abre paso” en el terreno electoral en esta coyuntura. La debilidad relativa de la izquierda en el contexto de la crisis capitalista apunta hacia otras tareas ingentes donde hay que poner énfasis. Pero no para trabajar en aras de un proyecto que pretende mantener el status quo y resolverle la crisis al capitalismo. La gran mayoría de la gente que se abstuvo de votar por estos partidos, no vieron en ellos una opción y es hacia donde nosotros debemos dirigirnos. Hacia la construcción de un proyecto revolucionario de los trabajadores, pero en el terreno donde somos fuertes. El terreno de la lucha social, construyendo nuevas y verdaderas formas de poder vinculadas orgánicamente a la clase.

Ganó quien ganó y el pueblo perdió

Nada cambió. El poder real sigue ahí vivito y coleando. Solo el MST anticipó lo que se aproximaba y decidimos hacer campaña de abstención electoral para darle contenido político a lo que sabemos es un problema que tiene distintos componentes, pero hay uno que nadie puede subestimar: la decepción con los partidos burgueses de siempre. Muchas fueron las reacciones que se dieron a la hora de llamar a la gente a no votar, algunas positivas y otras no tan agradables. Honestamente, creo que ha sido la campana más antipática en la que me he envuelto y saber que uno esta acostumbrado a bregar con cosas “difíciles”, pero la intervención a la discusión demostró que era más que necesaria y llenó un vacío importante en cuanto al sector abstencionista. Hasta una amiga me decía: “¡Diablo pero qué atorrantes! ¿Cómo que no hay alternativas?”. Seguramente para los que le dieron un globito anaranjado, violeta o verde menta no era sencillo que vinieran los socialistas con un alfiler a reventar cada uno de los globos. Caía bien pesao -lo confieso-, hasta a mí me causaba un poco de malestar, pero como dicen por ahí: “la verdad es siempre revolucionaria aunque te provoque cucharita”. El MST puede trabajar mejor con la forma en que transmite su mensaje para llegarle a más personas que esperan por nuestras posiciones y simpatizan con el movimiento. Pero es importante señalar que habrá quienes sin importar la forma en que se lleven los mensajes siempre tendrán algo malo que decir. Hay algunas tostadas que siempre caen por el lado de la mantequilla. Patrón irreversible.

El sectarismo es una cosa seria compadre, pero lo es más cuando se trata de diferencias de contenido que son el producto de agendas de clase con intereses totalmente distintos. Eso no se podrá conciliar nunca y es importante que eso quede claro. Habrá instancias donde se podrá fraguar algún tipo de unidad como en el referéndum de la fianza, pero nada que conlleve a la renuncia de nuestros principios socialistas.

Volviendo a la campaña. Los planteamientos hechos por el MST eran sencillos y hacían un llamado a discutir con profundidad la verdadera naturaleza de nuestros males y la necesidad de difundir las ideas de que las elecciones no solucionan nuestros problemas reales.

El capitalismo y el imperialismo son los principales causantes de la desigualdad, miseria y pobreza en Puerto Rico. Ese es el principal y gran escollo a vencer si queremos resolver nuestros males sociales de una vez y por todas. Y para lograr derrotarlos, hay que ir construyendo un proyecto que responda a la ideología de la gran mayoría de los que habitamos aquí, el socialismo. Hablando claro, con nombre y apellido y señalando las cosas como son, es que la gente le coge respeto a las organizaciones socialistas. No con mantos, ni con cuentos de camino. Caer en eso es caer presa del elitismo pequeño burgués, subestimando la capacidad de la gente. Además, ya los trabajadores tenemos bastante de engaños como para continuar con el oportunismo que le criticamos a la clase dominante y sus partidos. Difícil es ese camino y lo sabemos, pero difícil es la vida y hay que vivirla. Estamos seguros de que triunfaremos.

Socialismos y caminos

A modo de conclusión nuestra organización acuñó en su último congreso la consigna SOCIALISMO: ÚNICO CAMINO como el aspecto fundamental que define la estrategia a seguir en este periodo. En ese contexto, nuestra posición nunca ha sacado el contenido dialéctico que encierra esta lucha que es larga y difícil, tomando en cuenta las muchas alternativas que hay para llegar a él. Pero es importante enfatizar que esa ruta no es la socialdemocracia, como algunos en aras de defender su coqueteo con el capitalismo light nos quieren hacer creer. No traten de forzar una salida que no existe, deformando conceptos y caricaturizando ideas. Hay muchos caminos para llegar al socialismo, de eso no hay duda, pero hay que tener cuidado con que el camino que escojas no te lleve a cargarle las maletas a los poderosos. En ese sentido, tanto la legalización de la marihuana, como el matrimonio LGBTT (ejemplos traídos por el PPT y algunos seguidores como dos de las propuestas mas simpáticas en su campaña), son reivindicaciones de corte liberal que, aunque con elementos positivos, son el frostin del bizcocho y no van a la médula del asunto, es decir, la forma en que se configuran las relaciones sociales de producción. El capitalismo ya resolvió esos problemas en otras regiones y la cosa no ha cambiado mucho en lo sustantivo. Pero eso es tema de otro debate.

En fin, la situación que se nos viene pa encima en el próximo cuatrienio será peor que durante la administración de Fortuño. Ya suenan los bonistas advirtiendo con degradar los bonos. Si no entregamos derechos adquiridos en el Sistema de Retiro, se perdieron mas de 130 mil empleos, el pronóstico de recuperación se esfumó y el déficit gubernamental está en más de 1,000 millones de dólares entre otros importantes elementos que definen la coyuntura. “Solo nos queda luchar” decía un compañero al que tengo en alta estima, y esa lucha debe ir en función de avanzar en el desarrollo del instrumento de los trabajadores que tengan vocación de poder y verdaderas intenciones de convertirse en una fuerza importante que luche contra la clase dominante y sus testaferros. Por la vía que sea necesaria. El MST está ahí en la batalla y le extiende la mano a todos los compañeros que nos hemos lanzado a la difícil tarea de construir una patria radicalmente distinta. Solo así tendremos la oportunidad de abrir una nueva senda.

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad