imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

Amenaza Francia al Partido de los Indígenas de la Republica (PIR)
por Partido de los Indígenas de la República Thursday, May. 20, 2010 at 12:31 PM
redaction@indigenes-republique.fr

La portavoz de los indígenas de la república en Francia, Houria Bouteldja, militante descolonial anti-raicista y anti-imperialista, ha sido falsamente acusada ante los tribunales de racismo contra los blancos.

El partido de los Indígenas de la Republica (PIR) amenazado por la extrema derecha en Francia

Traduccion : Mirko Solari Pita (Grupo de Traductores Descoloniales)
email: redaction@indigenes-republique.fr

La fundadora y portavoz del Partido de los Indígenas de la Republica (PIR), Houria Bouteldja, ha sido convocada el 6 de mayo último por el procurador judicial. Ella deberá someterse a juicio, en una fecha aún no precisada, con motivo de una queja judicial presentada por una asociación de extrema derecha que la acusa, en esencia, de un racismo anti-blanco. Los hechos que le son cuestionados remontan a junio del 2007. Hace tres años, con ocasión de una emisión televisiva (1), Houria Bouteldja inventó un neologismo que alcanzaría notoriedad: “souchiens”. Evocando a quienes se jactan de ser “Français de souche”, según una expresión muy común en Francia, ella diría “nosotros los llamamos souchiens”, juego de palabras que transforma el vocablo “souche” (2). En el set televisivo, ninguno de los otros invitados –ni siquiera los que le eran hostiles- tuvieron algo que decir al respecto. Para todos, se trataba sin duda de un simple neologismo. Ello sin contar con la polémica habilidad de un filósofo francés, particularmente reaccionario a pesar de su fama de hombre de izquierda: Alain Finkielkraut. Varias semanas más tarde, cuando la frase había sido ya olvidada, el intelectual arremetió contra Houria Bouteldja en una emisión radial (3), acusándola de haber tratado a los blancos como “sous-chiens”, literalmente sub-perros (ndt). Es bien conocido que algunos policías inescrupulosos inventan o “siembran” pruebas. Ocurre a veces que se “desliza” alguna sustancia ilegal en los bolsillos de algún pobre tipo al que se quiere condenar. Es casi lo mismo que lo que hace este intelectual francés: él ha deslizado suavemente la posibilidad de unir dos silabas. “Souchiens” se convierte en “sous-chiens” (aprovechando la similitud fonética de las expresiones, ndt), y entonces el simple neologismo se convierte en un insulto de carácter racista. Otros intelectuales, periodistas y personalidades políticas han hecho causa común para denunciar a los Indígenas de la República y, particularmente, a su portavoz. Un año después de los hechos, cuando la extrema derecha protestaba con virulencia contra la manifestación organizada por los Indigenas de la Republica para conmemorar las masacres coloniales de Setif y Guelma (4), fue entonces el turno de Brice Hortefeux, actual ministro del Interior y entonces titular de la cartera de Inmigración, de retomar la acusación. Alentado por altos responsables de su partido, la UMP, el ministro anunciaba que se abriría procesos penales contra Houria Bouteldja. Estas acusaciones serían sin duda difíciles de ser planteadas ante los tribunales…

El asunto parecía haberse calmado, pero la “Alianza General contra el Racismo y por el Respeto a la Identidad Francesa y Cristiana” (AGRIF, por sus siglas en francés) ha anunciado que realizaría una denuncia. Esta asociación, de nombre bastante significativo, forma parte de la constelación de grupos de la derecha católica tradicional, ultra-nacionalista y racista; un movimiento extenso en el que confluyen conocidos anti-semitas, antiguos colaboradores del régimen de Vichy, partidarios acérrimos de la colonización, antiguos miembros o simpatizantes ligados a la OAS (5), integristas cristianos y demás nostálgicos de las Cruzadas. Naturalmente, todos ellos comprometidos de manera similar en las campañas contra la migración y las poblaciones procedentes de las antiguas colonias; todos ellos movilizados contra “la invasión musulmana” en Francia y partidarios a ultranza de la “guerra de civilizaciones” para salvar a la “civilización blanca, cristiana y occidental”. Este movimiento, subrayémoslo, tiene numerosas conexiones con el Frente Nacional, de extrema derecha, agrupación particularmente poderosa. Su líder, Jean-Marie Le Pen, llegó al segundo tour de las presidenciales del 2002, sufrió una gran derrota en las presidenciales del 2007, pero su partido ha alcanzado un nuevo impulso en las elecciones regionales de marzo último, consiguiendo un 11% de votos en la primera vuelta.

Tomando en cuenta la frivolidad de las acusaciones contra su portavoz, el juicio entablado contra el PIR puede parecer anecdótico. Sin embargo, sería peligroso subestimar el significado del mismo en un contexto político marcado por la agudización de los conflictos. Mientras que el racismo se empieza a expresar cada vez más y sin mayor complejo, principalmente en su versión islamófoba e incluyendo a los partidos de izquierda, y mientras el equipo del presidente Sarkozy, confrontado a una nueva crisis económica, no deja de coquetear con el electorado de extrema derecha con miras a las elecciones del 2012, también crece la resistencia de las poblaciones procedentes de la migración colonial, y particularmente la de los jóvenes negros y árabes de los barrios populares.

El PIR es una de las expresiones más prometedoras de este proceso. Fundado hace apenas unas semanas, a fines de febrero del 2010, surge del Movimiento de los Indígenas de la República, una asociación nacida en el 2005 con la finalidad de cuestionar las jerarquías raciales y las relaciones de poder heredadas de la colonización, así como las políticas imperialistas de las grandes potencias. El PIR, que se presenta como un partido des-colonial, aparece como el cuadro a través del cual las diferentes resistencias de las periferias populares se podrían organizar y cobrar amplitud en la arena política. No esconde su voluntad de presentarse a los próximos comicios electorales para llevar la voz de los habitantes de los barrios populares y de las poblaciones “indigenizadas”. La aparición de los Indígenas de la República, hace cinco años, preocupó considerablemente a la clase política francesa de todas las tendencias. Su transformación en partido político, haciendo prueba de una capacidad de movilización nada desdeñable, no hace más que acrecentar estos temores e incita a la extrema derecha y a las autoridades políticas oficiales a buscar quebrar su articulación. El juicio contra Houria Bouteldja podría ser, desde este punto de vista, un primer paso antes de medidas más severas contra el PIR.


1) « Ce soir ou jamais », emisión televisiva de France3 conducida por el periodista Frédéric Taddeï.

2) El término « Français de souche » podría ser traducido como « francés de linaje », alude a un ilusorio “purismo” de los blancos franceses y se usa en oposición a los franceses que son producto de las migraciones coloniales (ndt).

3) En France Culture.

4) El 8 de mayo de 1945, las tropas coloniales francesas masacraron a decenas de millares de argelinos que manifestaban pacíficamente en Setif, Guelma y Kherrata.

5) Organización armada secreta, por sus siglas en francés, unidad militar de extrema derecha orientada a mantener la colonización francesa en Argelia a inicios de la década de 1960 (ndt).

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad