imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

"Prepárense para la defensa de Santurce"
por Amigos de Santurce Sunday, Feb. 06, 2005 at 4:47 PM
info@santurcenosevende.org

La desobediencia, es ahora

"Prepárense par...
p1270112.jpg, image/jpeg, 500x375

En el Barrio San Mateo estamos atravesando momentos difíciles, nos vemos en el reflejo de Adolfina Villanueva, mujer asesinada en Loíza. Todavía en estos tiempos, veinticinco años después, el gobierno sigue asesinando comunidades por medio del proceso de expropiación forzosa. En el barrio nuestro, ya algunos han declarado que van a morir en la defensa de su casa. Los que quedamos seguimos en pie de lucha, sin tregua, listos para la nueva etapa que nos espera - la desobediencia civil.

En todos los que están siendo atropellados por el Gobierno, la mala planificación y la corrupción, vive Adolfina Villanueva. La corrupción en la Junta de Planificación ha llevado a muchos jefes de agencias de gobierno a darle la espalda al pueblo para favorecer a los más pudientes. Les invitamos a unirse a nuestro reclamo de detener las expropiaciones forzosas.

No vamos a claudicar por más duro que sea el camino pues nos mueve proteger nuestros recursos humanos y naturales y nuestra cultura del saqueo de los que ostentan el poder, de los que matan a los pobres, a los ancianos y a los más débiles.

Prepárense para la defensa de Santurce.

¡Todos somos Adolfina!

**********

Ohé ohé

que llegó la policía

sin ton ni son

como llega a Medianía

Edwin Reyes

Son cimarrón a Adolfina Villanueva

Cuentan los que la conocieron que ella no era una débil criatura de trato dulce, ni una madre abnegada y mujer sufrida. Cuentan que fue una negra dura. Que por dura fue que tuvo los seis hijos que tuvo, por dura fue que levantó casa en aquellos predios de Medianía Alta que el 6 de febrero del año 1980, a las 10:00am, la Iglesia y el Estado le querían arrebatar. Que por dura fue que salió machete en mano a enfrentarse a los policías que cercaron su casa en la cual vivió con su marido, Agustín Carrasquillo, por 14 años, en terrenos que la familia Villanueva había habitado por casi un siglo y que ahora le querían arrebatar. Que a ella no la amedrentaban con poca cosa. Cuentan los que la conocieron que era una negra dura, Adolfina Villanueva.

En la prensa la describieron como siempre describen a las mujeres de su calaña: flaca y fibrosa, con el ceño fruncido, oscurísima como un animal de mangle y con la quijada apretada. Así siempre describen a las mujeres de la estirpe de Adolfina, a esas mujeres que se resisten a ser las obedientes servidoras. Así describieron a Luisa Nevárez Ortiz, primera mujer condenada a muerte en Puerto Rico en el 1906, en el diario La Correspondencia - negra, flaca, hombruna. Por vestirse de hombre y retar el poder sindicalista masculino metieron presa a Luisa Capetillo también a principios de siglo pasado, en Cuba. Y por esos tiempos también cayeron presas bajo el Código del Reglamento de Higiene del 1886 muchas mujeres que los documentos oficiales definían como "unruly" (ya para la etapa de los gobiernos militares gringos en P.R.). Mujeres duras, que parían y trabajaban y sabían pelear a lo macho, como Adolfina Villanueva. Mujeres que se resistían a ser, por ejemplo, las Mamá Inéses legendarias que aún hoy aceptamos como el epítome de la buena mujer menor (por ser "de color" o ser de una clase inferior); la matrona sonriente y resignada que le cría los hijos a las amitas para que ellas no pierdan su figura. Ya sabemos de sobra que por buena y resignada que se sea, nunca se llega a Virgen, a Santa; si acaso a sevidora de la Reina Madre a la que se le contempla arrobada mientras Ella asciende a los cielos, coronada por la luna y las estrellas. El pecho de la Virgen tan níveo que jamás toca la boca de sus críos. Es la nana, la Mama Inés vacuna la que con su leche oscura los alimenta, siempre dando, siempre dando. Adolfina Villanueva no era así. Ella salía guerrera, machete en mano, a exigir su pedazo de tierra, a reclamarlo con su sangre si preciso. No iba a reconocerle al Cardenal Luis Aponte Martínez ningún poder, al Sargento Víctor Estrella ni al Comandante Angel Luis Hernández Colón, a cargo del operativo de desahucio, ninguna potestad sobre ella, sobre su hacienda, sobre sus hijos. Salió machete en mano y, tal vez sin quererlo, los desnudó ante los ojos públicos como lo que eran, asesinos al servicio del poder. Hasta el alto representante de la Iglesia, con su mitra colorada y su falso temple de santo, se mostró como lo que realmente era. Después quiso, como Pilatos, lavarse las manos, explicar que había reglas, leyes que se habían violado, que él no fue quien dio la orden a los policías. Pero para siempre se le quedaron las manos manchadas con la sangre de Adolfina Villanueva.

Dicen que la violencia es la máxima expresión de una voluntad de poder. También dicen que el poder no es otra cosa sino la magnificación del miedo. Controlar al otro, subyugarlo a toda costa es preciso e imperioso, porque en la mente del que domina, el otro está tramando su completa destrucción. Lo que más teme el dominador es convertirse en el dominado, la amita convertirse en la negra vacuna que tantas veces ella misma ha humillado, el representante de Dios en el pescador lleno de parásitos, buscando entre la yesca de las palmas gusanos que usar como carnada para poder comer. Por eso es que cuando las mujeres de la estirpe de Adolfina, mujeres duras de todas las razas, todas las clases, todos los tiempos, se enfrentan a los representantes del poder, bulle la sangre, explota la violencia más brutal, más sorpresiva. Que se lo pregunten a nuestra gobernadora saliente.

Aquella tarde del 6 de febrero del 1980, una brigada entera de policías abrió fuego sobre una mujer que, con tres de sus hijos (Agustín, de trece años, Betzaida de tres, César de un año y medio) y con su esposo, salió a defender su tierra. Ella los vio llegar y, en vez de arrastrarse, vacuna, sobre la arena, implorando a los poderes que la ampararan, salió machete en mano a enfrentar a los policías. Silbaron las balas. Cinco atravesaron la pantorrilla de su esposo. Una sola quebró el pecho de Adolfina, que corría escalera arriba a proteger a su prole. El oscuro animal de mangle quedaba reducido a un remolino de carne y sangre. Jamás se señalaron culpables. El Sargento Estrella y todos los policías acusados del crímen fueron absueltos en un juicio que más parecía carnaval de humillaciones para los familiares de la víctima. El juez Charles Figueroa se encargó de ello. Luego, la familia de Adolfina ganó una demanda contra el gobierno y el gobernador Rafael Hernández Colón le otorgó compensaciones monetarias por su tragedia. Pero nadie ha querido ni reabrir ni discutir públicamente la investigación del crimen. Allá se dejó que la tierra abrevara la sangre de la negra, que se la chupara entera, le diera cobijo eterno. Ahora sí que nadie la iba a desentrañar de aquellas tierras arenosas en Medianía Alta.

Los periodistas comprometidos hicieron todo lo que pudieron por denunciar el crimen a lo largo de estos veinticinco años, pero no ha pasado nada. La muerte de Adolfina Villanueva pasó a ser una más entre el amplio catálogo de muertes violentas de mujeres desafiantes. La muerte de Antonia Martínez gritándoles a los policías para que dejaran de abusar a los estudiantes, la muerte en llamas de Doris Torresola frente a la Corte Federal, el asesinato de Isabel Luberza Oppenheimer, la Madama de Marangüez, la de Luisa Nevárez Ortiz, a quien nunca se le probó que fuera culpable del crimen que la conducía a la horca. A esa se suman millones de formas de la violencia para callar a mujeres atrevidas, duras, la de Sor Juana Inés de la Cruz por desafiar al Obispo de Puebla (ni original fuiste, Cardenal Aponte, en tu crimen), el encarcelamiento de la escritora Nawal el Sadawi por atreverse a ser feminista en Egipto, la de las nuevas mujeres afganas, forjándose una vida de menor sometimiento a las fuerzas del poder económico y patriarcal. Lástima que el camino hacia la libertad tenga que abrevar tanta sangre. Honor que se siente el saber que una pertenece a una larga raza de mujeres de estirpe, valientes y desafiantes, mujeres duras que cada vez hacen la ruta más fácil, más acompañada, más recordable.

Hoy, 6 de febrero del 2005, se cumplen 25 años de la muerte de una mujer dura. Adolfina Villanueva. Era flaca y prieta como un látigo silbando en pleno aire, señalando la mano del verdugo y sus excusas. Y aunque muchos quisieran que su muerte no fuese nombrada nunca más, aquí estamos centenares de mujeres de la estirpe de Adolfina, recordándola.

Paradas estamos vigilando a los culpables, no olvidando sus nombres, al acecho. Y cada año que pasa, le sacamos aún más filo al machete en la mano.

Mayra Santos-Febres es profesora, poeta y narradora, autora de "Sirena Selena vestida de pena" y "Cualquier miércoles soy tuya".

agrega tus comentarios


Construcción complejo apartamentos y centros de comercio Ciudadela
por Amigos de Santurce Sunday, Feb. 06, 2005 at 4:47 PM
info@santurcenosevende.org

Construcción complej...
p1270109.jpg, image/jpeg, 500x375

agrega tus comentarios


Espacios liberados
por Amigos de Santurce Sunday, Feb. 06, 2005 at 4:47 PM
info@santurcenosevende.org

Espacios liberados...
img_2665.jpg, image/jpeg, 500x333

agrega tus comentarios


Jóvenes han rescatado espacios abandonados y lo transformaron con su arte
por Amigos de Santurce Sunday, Feb. 06, 2005 at 4:47 PM
info@santurcenosevende.org

Jóvenes han rescatad...
img_2623.jpg, image/jpeg, 500x333

agrega tus comentarios


ÚLTIMOS COMENTARIOS SOBRE EL ARTÍCULO
Listed below are the 10 latest comments of 9 posted about this article.
These comments are anonymously submitted by the website visitors.
TÍTULO AUTOR FECHA
Adolfina Rey Irizarry Friday, Sep. 24, 2010 at 9:42 PM
Titulo Autor Thursday, Apr. 21, 2005 at 1:04 PM
La Propiedad Privada es un robo Amor y Resistencia Friday, Feb. 11, 2005 at 5:56 PM
santurcino el necio Wednesday, Feb. 09, 2005 at 11:53 AM
ocupados voluntariado Wednesday, Feb. 09, 2005 at 3:07 AM
Okupar no es un lujo, es una necesidad glicerinA Monday, Feb. 07, 2005 at 9:57 AM
ARTE LIBERTADOR rAmz Monday, Feb. 07, 2005 at 9:42 AM
Taller de técnicas para hacer murales San Turce Sunday, Feb. 06, 2005 at 4:59 PM
© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad