imc pr.indymedia.org Castellano | English Centro de Medios Independientes de Puerto Rico
Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help

Categorías

Temáticas
Comunidades
Ecología
Política
Guerra
Educación
Economía
Medios
Culturas
Diáspora
Vieques
Caribe

Zonas
Puerto Rico
Internacional

Cobertura Especial
Venezuela Bolivariana

Coopera





Red CMI:

sitio global
www.indymedia.org

proyectos
biotech
impresos
oceanía
radio
radio en vivo
tv satelital
video

áfrica
ambazonia
canarias
estrecho / madiaq
kenya
sudáfrica

américa latina
argentina
bolivia
brasil
chiapas
chile
chile sur
valparaiso
santiago
colombia
ecuador
méxico
perú
puerto rico
qollasuyu
rosario
sonora
tijuana
uruguay
venezuela

asia
india
jakarta
japón
manila
qc

canadá
hamilton
maritimes
montreal
ontario
ottawa
quebec
thunder bay
vancuver
victoria
windsor
winnipeg

estados unidos
arizona
arkansas
atlanta
austin
baltimore
boston
bufalo
carolina del norte
charlottesville
chicago
cleveland
colorado
danbury, ct
filadelfia
hawaii
houston
idaho
ithaca
kansas
los ángeles
madison
maine
michigan
milwaukee
minneapolis/st. paul
nueva jersey
nuevo hampshire
nuevo méxico
nueva orleans
north texas
ny capital
nyc
oklahoma
pittsburgh
portland
richmond
rochester
rocky mountain
rogue valley
san diego
san francisco
san francisco bay area
santa barbara
santa cruz
seattle
springfield
st louis
tallahassee-red hills
tennessee
urbana-champaign
utah
vermont
washington dc
western mass

europa
alacant
alemania
andorra
anveres
atenas
austria
barcelona
bielorrusia
bélgica
belgrado
bristol
bulgaria
croacia
chipre
escocia
estanbul
estrecho
euskal herria
galicia
grenoble
holanda
hungría
inglaterra
irlanda
italia
la plana
liege
lille
madrid
malta
marseille
napoli
nantes
niza
noruega
oost-vlaanderen
paris
polonia
portugal
praga
reino unido
rumania
rusia
st. peterbsburgo
suecia
suiza
tesalónica
torun
ucrania
west vlaanderen

medio oriente
beirut
israel
palestina

oceanía
adelaide
aotearoa
brisbane
jakarta
manila
melbourne
perth
quezon city
sydney

proceso
discusiones
fbi/legal al día
faq
listas de correo
documentación
técnico
voluntarios

Versión imprimible - Enviar por correo-e este artículo

HAITÍ: ¿Por qué coño el terrorismo político no nos conmueve?
por P. Luis Barrios Saturday, Oct. 23, 2004 at 1:02 AM
lbarrios@jjay.cuny.edu New York, New York

¿Por qué coño el terrorismo político contra Haití no nos conmueve?

La realidad haitiana, luego del golpe de estado contra el Presidente electo Jean-Bertrand Aristide este pasado 29 de febrero del corriente año, sigue siendo un tema invisible en nuestros medios de comunicación. Lo mismo sucede en las conversaciones y acciones de los grupos de izquierda o de derechos humanos aquí en Estados Unidos. Nadie puede negar que en este momento Haití está prendido en candela por los cuatro puntos cardinales y parece ser que esto no nos conmueve.

Por un lado, hay un pueblo en las calles pidiendo que retorne al poder su presidente electo Aristide, quien fue secuestrado y removido del poder presidencial por tropas de Estados Unidos. Por otro lado, hay un rechazo a Gerard Latortue como primer ministro interino quien fue impuesto por una coalición diabólica entre los gobiernos de Estados Unidos, el de Francia y el de Canadá con la bendición para ese entonces del gobierno de Hipólito Mejía de la República Dominicana, de grupos para-militares haitianos simpatizantes de las dictaduras Duvalier y del bloque económico caribeño CARICOM.

Curiosamente –aunque hay que reconocer que para las clases dominantes y gobernantes no existen las coincidencias o casualidades- en este año 2004 se supone que Haití esté celebrando y dando cátedras de liberación nacional al mundo de entero. Que no se nos olvide que fue en el 1794 y bajo el liderato de ese gran líder emancipador, Toussaint L’Ouverture, que este valiente pueblo logró salir de las garras del poder colonial de Francia y de esta manera convertirse en una patria libre. Yo me pregunto; ¿será posible que la oligarquía francesa haya utilizado este momento histórico para desprestigiar y a la misma vez vengarse de la derrota moral que el pueblo haitiano a través de la primera revolución negra les propinó al lograr su liberación nacional en este Continente? Que no se nos olvide que también la historia nos ha demostrado que el diablo cría a su gente y estas sanguijuelas siempre buscan una manera de juntarse.

Ahora bien, ¿qué sucede en este momento en la República de Haití? A mi juicio lo mismo que está sucediendo en Irak. Quienes invadieron y llevaron a cabo un cambio de gobierno para poner en el poder a unas marionetas políticas que le sirven para sus intereses imperialistas, en su prepotencia, no calcularon la capacidad de resistencia que puede tener un pueblo al que se le está colonizando.

Lo peor de todo este proceso opresor lo es la manera tan cruel e inhumana que hemos dejado solo al pueblo haitiano en este momento de resistencia. Al extremo que tanto la derecha como la izquierda han conspirado matrimonialmente a través de una hegemonía satánica.

La derecha a través de la opresión directa para castigar la valentía de este pueblo por no ser completamente de la derecha, y la izquierda a través de un silencio cómplice al estilo de Pilatos por no haber tenido un gobierno rematadamente de la izquierda. Y ahora en este preciso momento, luego del golpe de estado contra el presidente Aristide, la derecha sigue masacrando al pueblo y la izquierda ignorando estos crímenes. ¿Por qué coño este terrorismo político no nos conmueve? ¿Será que estamos de frente a uno de esos fenómenos que destapa nuestro racismo latinoamericano y el dolor de tanta gente negra no es importante?

En las últimas dos semanas a través del terrorismo político más de 55 personas han sido asesinadas porque estuvieron haciendo demostraciones a favor de Aristide. Miembros del Partido Lavalas y el Padre Gerard Jean-Juste han sido encarcelados injustamente por pedir el retorno de Aristide. Mientras tanto, terroristas como Guy Philippe lideran estos asesinatos y arrestos.

A mi me parece necesario que podamos entender que el único presidente electo democráticamente de Haití –nos guste o no nos guste- se llama Jean-Bertrand Aristide. También debemos reconocer que la presencia de las tropas de Estados Unidos en suelo haitiano–luego del cierre de la Marina de Guerra de Estados Unidos de la Isla de Vieques en Puerto Rico- es una manera astuta de seguir de cerca la revolución cubana y la revolución bolivariana. Y por supuesto, ¿cuando vamos a entender que históricamente el gobierno de Estados Unidos solo va en contra de gobiernos que afectan sus intereses? A mi no me queda la menor duda por un lado que el gobierno de Aristide -aun con prácticas antipopulares o antidemocráticas- era cien veces mejor que la dictadura que Estados Unidos a través del presidente de facto de Latortue ha establecido. Por otro lado, este gobierno de Aristide a la misma vez seguía siendo una amenaza para los fines expansionistas de Washington.

No dejemos solo al pueblo de Haití, su lucha es nuestra lucha, no nos olvidemos de la solidaridad radical. Paz con justicia.

P. Luis Barrios

Iglesia San Romero de Las Américas

New York, New York

Lbarrios@jjay.cuny.edu

22 de octubre de 2004

agrega tus comentarios


© 2003-2010 Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. CopyLeft: Todo el contenido aquí publicado es de libre impresión y redistribución a través de internet o por otros medios y foros, siempre que no se haga un uso comercial y que el autor/a no especifique lo contrario. Favor de citar la fuente. Las opiniones vertidas por los visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar los principios de unidad del Centro de Medios Independientes de Puerto Rico. Usamos software libre sf-active v0.9.2 Descargo | Política de privacidad